, ,

Las diferentes versiones del cuento

Me gustan los cuentos tanto como los buenos libros ilustrados así a pesar de la poda radical que recibió esta primavera (salieron en buena dirección algo más de 300 libros), en mi biblioteca siempre tendrán su espacio obras tan hermosas como esta versión de las aventuras de Pinocho.

La obra de Carlo Colloni reescrita por Christine Nostlinger e ilustrada por Antonio Saura, una belleza que por alguna razón me he sentido impulsada a releer, puede que el ruido mediático sobre la declaración de Mariano Rajoy en el primer juicio de la Gürtel como testigo tenga algo que ver.

Imagino que tanta insistencia con que el Presidente tiene que decir la verdad me ha llevado a imaginar qué sucedería si optase por mantener su discurso de que nunca hubo una contabilidad en B, o que nunca cobró un sueldo opaco de su partido...


Aunque quizás su opción sea envolver a los magistrados con afirmaciones como la de la taza, el plato, lo mejor peor, o el alcalde es quien quiere que sea...y entremezclar refranes con surtidos de "no me consta", "no me acuerdo", "no lo sé" que con tanta soltura se han venido utilizando por parte de testigos e imputados con diferentes grados de éxito si por las sentencias nos regimos y creciente vergüenza ajena si lo calibramos por la cara de estupor de quienes nos hemos visto obligados a escuchar que aquellos y aquellas a quienes habíamos encargado la gestión de lo común ni siquiera sabían que pasaba en el garaje de su casa, con la contratación de su niñera, o el despacho desde el que se pagaban las facturas de sus actos de campaña. 

Claro que en estos casos deberá tener cuidado con ese famoso tic que los expertos en las cosas del presidente que anda rápido le acaricia el ojo cuando no se ajusta mucho a la verdad, aunque creo que como prueba de falso testimonio no es válida, al fin y al cabo esto no es una serie americana.

En fin, más allá de Rajoy y la versión que ofrezca a la Justicia mañana me quedo con que el niño de madera tras múltiples aventuras, alcanzó su sueño de ser un niño de verdad gracias al amor de su padre y la magia altruista de un hada madrina, quizás la versión para niños de la gestación subrogada. Y es que definitivamente hoy no me concentro en la lectura.


9 comentarios :

  1. Nunca Pinocho ha estado de más actualidad en nuestro país.

    ResponderEliminar
  2. Mañana habrá que leer la prensa extranjera.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Si a Rajoy le hubiera crecido la nariz por cada mentira hoy no podría ni salir de la Moncloa. Pero ahí está, contento y ufano. Al frente de un partido corrompido de la raíz a las hojas sin que ocurra nada. Absolutamente nada. Los españoles somos así de generosos.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Harta de mentiras, injusticia, cobardía, chulería y Rajoy.
    He dicho.

    Besos, Pilar.

    ResponderEliminar
  5. Asco.
    Me da asco este presidente.
    Un asco infinito, horroroso, insoportable.

    ResponderEliminar
  6. Nunca mejor traído a colación este Pinocho universal,aunque Rajoy y compañía lo quedan pequeño en el arte de mentir.Cansancio es lo que produce tanta mentira.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  7. Estamos tan acostumbrados a las mentiras de los gobernantes que ya no nos asombran sus narices

    Besos

    ResponderEliminar
  8. En la biblioteca dónde trabajaba me llegó hace años una señora que decía sentir vergüenza por querer llevarse casi todos los libros de la sección infantil, que le fascinaban las ilustraciones. La saqué del error y le hablé sobre el arte de esos ilustradores tan poco valorados. O sobre las verdades adultas escondidas en esos cuentos (están escritas por adultos-as, no lo olvidemos). La mujer se fue más contenta y cargada con lo que no se atrevía a llevarse por vergüenza(la vergüenza debería estar en otros lugares dónde no la vemos nunca, esos de los que hablas en este post son los primeros).
    Aprovecho para saludarte. Si no me has visto por aquí no es que estuviera muerto, es que estaba de parranda. Vacaciones. Supongo que tú te irás pronto o te habrás ido ya pero por si acaso saludos y que te vaya muy bien. Amenazo con seguir pegado a tu blog como una garrapata. Besos

    ResponderEliminar
  9. Os leo con días de intervalo y una vez más aquello que nos indignó ha pasado al olvido, otras ruindades nos enfadan, otros abusos nos duelen, quizás estemos cerca de colmar el vaso, quizás no cerramos el tapón de la bañera.
    Un beso

    ResponderEliminar